domingo, 9 de octubre de 2011

Cuajada

Llevo un par de meses peleando con la cuajada.

Y es que la cosa parecia sencilla, la leche a 45º, aromatizada al gusto (con canela por ejemplo) y unas gotitas de cuajo.

Después de mucho buscar conseguí el cuajo en la farmacia. Lo tuvieron que encargar y es un botecito con su cuentagotas. Pero lo intenté con leche de vaca y nada. Añadí nata a la leche de vaca y nada. Compre leche de oveja (pero semidesnatada) en el super y nada.

Finalmente unos amigos me consiguieron una botella de leche de oveja. de la de verdad y  el milagro se produjo. La leche empezó a solidificarse y al fin conseguí una cuajada estupenda.

Lección: no hay que pedir peras al olmo. Ni cuajada a la leche de vaca.


4 comentarios:

Dulcegimena dijo...

Oh que maravilla! Me encanta la cuajada, y la verdad es que me encantaría hacerla en casa.
Gracias por enseñarme la receta, saludos linda.

Chez Silvia dijo...

En casa sólo me gusta a mi, por eso hago pocas veces!!!con miel buenísima!besotes

Fe-i*ka dijo...

Buenos dias...Alimoto. Quería saludarte y agradecerte tu paso por mi cocina.
Preparas cuajada! me gusta mucho pero nunca la he hecho ...suelo comprar de oveja, unas que van en tarrito de barro.
Gracias por compartir tu experiencia.
*.* Besikos Y hasta pronto.

Fe-i*ka dijo...

Buenos dias...Alimoto. Quería saludarte y agradecerte tu paso por mi cocina.
Preparas cuajada! me gusta mucho pero nunca la he hecho ...suelo comprar de oveja, unas que van en tarrito de barro.
Gracias por compartir tu experiencia.
*.* Besikos Y hasta pronto.